¡Aprende a hablar en público!

Hablar Publico

¿Quién no siente unas mariposillas en el estómago a la hora de hablar en público? Los nervios previos, a veces, nos traicionan y pueden provocar que nos quedemos en blanco o nos expliquemos mal, entre otras cosas.

El lenguaje no verbal casi siempre expresa mucho más que el verbal y, en el caso de las presentaciones orales, se nota. Porque cuando una persona se pone nerviosa cuando le toca hablar en público, es prácticamente inevitable ocultarlo y resulta difícil disimular el tembleque del cuerpo.

hablar en publico

 

Pero, como casi todo en la vida, tiene solución. Existen algunos trucos que pueden ayudarte a aprender a hablar en público correctamente. Y con esto nos referimos a lo siguiente:

  • Que digas lo que quieres explicar con tus palabras y se entienda.
  • Que las frases que dices en voz alta tengan sentido y contexto.
  • Que puedas ocultar los nervios que expresas con tus movimientos corporales.
  • Que no te tiemble la voz al hablar en público.
  • Que sepas responder a las preguntas que te planteen los asistentes.

Sólo leyendo estos puntos has visto que sabemos de lo que hablamos, ¿verdad? ¡Vamos a tratar de arreglarlo y que consigas un workshop de éxito!

 

Prepara la presentación con antelación

Cuanto mejor te lo sepas de memoria, más fácil será de explicarlo. Y más aún si lo dices con tus palabras en lugar de leer un papel que no entiendes ni tú mismo.

Las personas que te escuchan saben si controlas sobre el tema o no, es algo muy difícil de disimular. Así que la preparación unos días previos es imprescindible.

 

Apóyate en el contenido audiovisual

Es imprescindible en toda presentación. Los oyentes se fijan en el contenido audiovisual porque suele ser más fácil de entender y de ver.

La presentación audiovisual tiene que ser estéticamente bonita y atractiva; piensa que la gente se fijará en ella a cada momento. Que tú estés hablando de fondo, explicando lo que están viendo en la pantalla, ayudará a acabar de entenderlo todo.

 

Olvídate de que hay público delante de ti

Los oyentes no notan tanto tus nervios como tú mismo. Procura no pasarte toda la presentación observando a la gente y obsesionándote con que están viendo que estás nervioso perdido, porque no funciona.

Simplemente están ahí, escuchando lo que les cuentas sobre un tema que realmente les interesa, y estarán fijándose más en la presentación que en si te tiemblan las piernas.

hablar en publico

Brevedad ante todo

No sólo será mejor para ti porque hablarás menos y la presentación por tu parte terminará antes, sino que los espectadores te entenderán mejor y te prestarán una mayor atención.

Remóntate a tu época de instituto y recuerda lo aburridas e impracticables que eran las charlas muy extensas… así te puedes poner en el lugar de los que te escuchan ahora.

 

No pierdas la sonrisa

¿A quién le gustan las personas serias o con actitud antipática? ¡Qué importante es mostrar simpatía delante de las personas!

No dejes de sonreír durante la presentación (dentro de lo posible) y que tu postura exprese que estás relajado y a gusto con lo que estás explicando.

 

¿Quieres hacer una presentación, un evento, una charla, un workshop…? ¡En Aticco Coworking puedes! Te ofreceremos la sala que más se adapte a tus necesidades.

¡Aprende a hablar en público!

Puntúanos!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *