Consejos para crear una rutina de trabajo

coworker escribiendo rutina

A pesar de ir cada día al trabajo, de llevar las tareas al momento en el horario laboral y de estar más que acostumbrados a desempeñar nuestras funciones en la empresa, resulta complicado organizar un listado de las acciones a realizar. Esto comporta, por consiguiente, una baja productividad laboral que se puede ver reflejada en nuestros resultados.

Lo primordial a la hora de organizar una buena rutina de trabajo es tener claro qué tareas tienes por delante. También es muy importante armarse de paciencia y saber de cuánto rato (minutos, horas, días, semanas…) dispones para entregar estos quehaceres. ¿Tienes a tu alcance papel y boli? ¡Anota nuestros consejos!

gente en autobús

 

1. Redacta una lista de tus tareas

Después de apuntar en tu libreta los consejos que te damos para organizar tu rutina de trabajo, anótate de una lista de tareas.

¿Qué tienes que entregar hoy? Es muy importante ayudarte de una vista general de todo lo que tienes que hacer durante tu jornada laboral. Será más fácil si las tareas las dispones en distintas filas con una pequeña descripción de cada una.

Lo mejor es que organices las tareas en un orden lógico. Como recomendación, opta por escribir primero las tareas más complejas y que más tiempo te van a quitar; así en sentido decreciente y que las últimas que realices sean las más sencillas.

 

2. Divide la jornada laboral en horas

Coge una tabla dividida en las horas de tu jornada y apunta en cada recuadro qué tarea desempeñarás en cada una de ellas. Esta es otra forma de obtener una vista general de los quehaceres que tienes por hoy, pero concretando más el tiempo que le querrás dedicar a cada uno de ellos.

Otra buena idea es el uso del post it. ¿Qué sería una oficina sin ellos? Pégalos en la pared, en el ordenador o donde mejor los puedas ver. Será más fácil para ti diferenciar cada tarea por color o forma.

post its

 

3. Distracciones, ¡cero!

Por favor, antes de comenzar cualquier tarea… ¡deshazte de las distracciones! Tales como tu smartphone, los juegos de la tablet, el WhatsApp Web y otros muchos elementos que pueden hacerte pensar en las musarañas en lugar de terminar tu trabajo.

Aparta de tu vista todo aquello que pueda ser más interesante que tu jornada laboral. Puede que trabajar desde casa sea incluso más tentador el hecho de distraerte por la larga lista de cosas que podrían terminar con tu concentración (entendemos por esto el sofá, la televisión, la cama… e incluso la nevera).

En cuanto al último apunte, ¿sabes que tu productividad laboral se verá favorecida si trabajas desde un lugar que no sea tu propia casa? Te lo contamos en el cuarto punto.

 

4. Determina un lugar de trabajo fijo

Una oficina, un coworking… estos son dos lugares idóneos para desempeñar tus tareas laborales. Evita siempre que puedas trabajar desde casa para eliminar las distracciones que comentábamos anteriormente. El entorno, la obligación de salir de casa, las relaciones con otras personas… todo influye en tu productividad laboral.

Además, trabajar en un coworking es mucho más dinámico y tu rutina será menos agresiva con tu capacidad de concentración. ¿Todavía no has probado un espacio de coworking?

 

5. Valora tu tiempo libre

Si realizas tus tareas en los tiempos que te has marcado previamente, seguro que tienes un hueco para ti. Descansar forma parte de la rutina y siempre viene bien tomarte un respiro entre horas. Deja a un lado el trabajo en cuanto tengas todo bien atado y relájate, será beneficioso para tu mente y, por tanto, para tu salud.

descanso en el trabajo

 

Nos encantaría saber qué rutina seguís vosotros para que vuestra jornada laboral sea un éxito. Esperamos que estos consejos sean de gran ayuda y recuerda: el lugar en el que realizas tu rutina dice mucho de ti. Háblanos para visitar Aticco Coworking.

Consejos para crear una rutina de trabajo

5 (100%) 1 vote


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *