Thibaud Petitdemange

CMO

Thibaud Petitdemange

CMO

¿Qué es un coworking en 2019?9 min read

Si has oído hablar de los coworkings, pero no sabes exactamente qué son o tienes una vaga idea y quieres aclararla… a continuación te explicaremos no sólo todo lo que engloba este término, sino cuales son las particularidades que nos ofrecen a día de hoy y las expectativas que tienen.

Un coworking es un espacio donde desarrollar tu proyecto, tengas la estructura que tengas: desde freelancers, digital nomads, startups o grandes empresas. Pese a que el concepto nació en el siglo XX, su éxito ha ido en aumento por el auge de los modelos de trabajo colaborativos. Pero, ¿qué es un coworking actualmente?

La idea de coworking sigue siendo la misma que cuando se creó: un lugar donde poder trabajar y además conectar con gente de otros sectores. Sin embargo, se ha ido actualizando y adaptando con el tiempo en base a las necesidades de los trabajadores. De esta manera, no solo nos ofrecen un espacio de trabajo, sino una amplia oferta de servicios para facilitar las gestiones del día a día, como por ejemplo:

  •      Acceso a zonas de trabajo equipadas.
  •      Salas de reuniones.
  •      Zonas comunes
  •      Alquiler de salas para eventos, workshops, shootings, etc.
  •      Charlas, talleres y eventos.
  •      Wifi
  •      Cafetería
  •      Office

Estos servicios suelen ser los básicos de cada coworking. Existen otros que, además, también nos ofrecen clases de yoga, gimnasio, asesoría jurídica, organización de eventos… etc. Todo enfocado para que el coworker pueda centrarse en su negocio y no pierda tiempo con gestiones.

Pero sin duda, la parte más beneficiosa de un coworking es el contacto con la comunidad. Estos espacios abiertos fomentan las relaciones entre las personas que los ocupan, siendo no solo es un lugar de trabajo, sino un punto de encuentro para sinergias profesionales y momentos de ocio. La amplia oferta de eventos abiertos que ofrecen, permite a la comunidad tener acceso a conferencias, workshops, conciertos, aftterworks…

¿De donde viene el coworking?

 

El término coworking nace en 1995 en Alemania, más concretamente en Berlín, cuando se fundó uno de los primeros hackerspaces del mundo. Se usaban como espacios físicos donde las personas iban a trabajar y a parte se relacionaban entre sí.

Se usaban como espacios físicos donde las personas iban a trabajar y a parte se relacionaban entre sí.

Aunque el concepto de coworking se diera en primer lugar, en Alemania, se atribuye a Estados Unidos, ya que fue donde se materializó. Fue Bernie Dekoven el que concibió el término para detallar el trabajo colaborativo a través de ordenadores. Meses más tarde, fundó el primer espacio de coworking en Nueva York.

Sin embargo, hasta el año 2005, en San Francisco, no se oficializó la apertura del primer coworking, de la mano de Brad Neuberg. En este espacio de trabajo ofrecían solamente los servicios durante dos días a la semana con wifi gratuito, almuerzos, masajes y paseos en bicicleta.

Al cabo de poco tiempo, este espacio cerró y crearon Hat Factory, el primer espacio denominado “coworking space” y que además era a tiempo completo. A raíz de esto, en Londres nació una red de coworking denominada Hub y desde entonces se crearon más de 40 espacios en cinco continentes distintos. Dos años más tarde, en Estados Unidos, ya se consideró el término coworking como tendencia, lo que supuso un éxito en la nueva forma de trabajo. Desde aquél momento, las grandes ciudades fueron acogiendo este tipo de espacios, hasta la actualidad.

Transformación de un modelo atípico a la consolidación del sector

 

La llegada de los millenials ha transformado el mercado laboral y la percepción que se tiene de un trabajo. La búsqueda del puesto para toda la vida, estable y duradero, ya no interesa a lo jóvenes. No hay miedo al cambio y se demanda un modelo flexible que permita adaptarse a cualquier situación, y sin compromisos.

La llegada de los millenials ha transformado el mercado laboral y la percepción que se tiene de un trabajo.

Esta nueva forma de entender el mundo laboral, hace que las necesidades de las empresas cambien. Necesitan retener su talento, y el espacio en que desarrollan su proyecto adquiere mucha importancia. No es lo mismo trabajar en una oficina convencional solo con tus compañeros, que hacerlo en un espacio abierto, donde se organizan eventos diariamente y tienes una comunidad diversa que te complementa. Y si además todo esto lo haces desde un Aticco con terraza disfrutando de las mejores vistas a la ciudad, mucho mejor 🙂

Así ha empezado la transformación del modelo de coworking.

Nosotros nos preguntamos, ¿a quién no le gustaría tener una oficina como la de google? ¿a quién no le gustaría trabajar y acabar su jornada laboral con vistas al mar, en una terraza, o en un evento de Networking? Algunos tenemos este tipo de sueños y en Aticco nos gusta que los sueños se cumplan. Tener espacios distintos para cada empresa dinámica, flexible, con servicios, eventos, a medida y lo más importante: con vida. Porque la dinámica es más potente cuando es colectiva.

Creemos que esta evolución es necesaria, porque una oficina no debe ser un lugar que genere preocupaciones o dolores de cabeza, sino donde te sientas a gusto e inspirado. Los nuevos espacios de trabajo se convierten así en building-as-a-service (una oficina con servicios) y todo en una sola factura. Para que tengas todo lo que necesitas y puedas enfocarte en el desarrollo de tu empresa.

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies