6 razones por las que ser freelance mola

[:es]Ser freelance es una tarea que tiene sus dificultades y requiere ganas de trabajar. Todo recae sobre ti, pero esto también te da la oportunidad de controlar en qué y cómo trabajas. A continuación te explicamos las 6 ventajas más importantes de ser freelance y por qué mola tanto.

 

Eres tu propio jefe

Si trabajas como autónomo, serás tu propio jefe, de modo que tú decidirás tu manera de trabajar. ¿Qué puede ir mal?

Todas las decisiones recaen sobre ti y esto implica que podrás elegir qué carga de trabajo soportas y qué clientes aceptas. En definitiva, no tendrás que soportar las exigencias de tu superior y te sentirás algo más aliviado por la libertad y la flexibilidad que tienes en tu jornada laboral.

freelance

 

Aprendes nuevas habilidades

Si te decides a trabajar como autónomo, verás cómo te conviertes en una persona mucho más polivalente. De ahí viene la palabra, de autonomía y la capacidad de hacer las cosas por ti mismo.

Actualizar tu página web, gestionar las facturas, el uso de aplicaciones móviles para freelance… aprenderás sobre tareas que nunca has tenido la necesidad de desarrollar como empleado por cuenta ajena. No hay nada mejor que aprender a sacarse las castañas del fuego y abarcar un montón de aptitudes.

 

Decides tus horarios y el lugar

Eres tú mismo el que decide a qué horas trabaja. De hecho, si un día has tenido que quedarte hasta tarde por una alta carga de trabajo, siempre puedes compensarlo otro día en el que estés más relajado.

Esto no se aplica en todos los casos, pues un obrero, por ejemplo, sí que tendrá que acudir a un lugar concreto. Sin embargo, en muchas ocasiones puedes trabajar desde un local, desde casa o desde el sitio que prefieras.

En depende qué casos, incluso puedes llevarte el ordenador cuando estás de viaje. Sin duda, una ventaja para las personas más inquietas.

ser freelance

 

¿Más horas? Más dinero

Otro de los grandes beneficios. El trabajo de freelance no tiene un sueldo fijo y es que cuanto más trabajas, más ganas.

¿Llevas un mes sin parar? Agotador, es verdad, pero al menos tienes el aliciente de cobrar más cuando termine. ¡Todo esfuerzo tiene su recompensa! Y a veces es necesario asumir esta sobrecarga de trabajo para poder disfrutarlo después.

 

Posibilidades de expansión

Siendo autónomo puedes aceptar nuevos clientes e incluso aumentar el número de funciones que llevas a cabo en tu trabajo. Cuando eres empleado por cuenta ajena, muchas veces esto está limitado, pero si lo eres por cuenta propia, tú decides a qué te dedicas.

Por ejemplo, un redactor puede abrirse a sectores como la corrección o incluso la traducción sin necesidad de cambiar de trabajo, así como añadir un nuevo tema de especialidad.

 

Es más difícil perder tu empleo

Una de las mejores partes de ser freelance es contar con varios clientes. Aunque hay que procurar no perder ninguno, siempre es un alivio saber que cuentas con más trabajo en el caso de que pase lo peor.

En internet tienes un sinfín de plataformas en las que puedes encontrar oportunidades laborales como autónomo. Asimismo, hay muchas empresas que tienen necesidades puntuales que puedes cubrir con tu trabajo como freelance.

freelance

 

Como ves, ser freelance tiene muchas ventajas que abarcan tanto la libertad y flexibilidad que proporciona como la posibilidad de aumentar los ingresos y adquirir nuevos conocimientos. Si estas razones te han convencido, tienes que pensar en qué área de negocio puedes centrar tus servicios.

Y lo mejor para desempeñar tus labores como freelance es formar parte de un coworking. Nosotros tenemos cientos de coworkers freelance, ¿por qué no serlo tú también en Aticco?[:]

Por qué deberías pedir una carta de recomendación

[:es]La búsqueda de trabajo no es un camino nada fácil, lo sabemos todos. Mucha gente como tú busca un puesto similar a tus preferencias y es por esto que debes de destacar entre el resto.

A veces, para ello, no basta con tener un buen currículum. Saber escribir una buena carta de presentación es importante para acompañar a tu CV y también disponer de una buena marca personal, pero ¿qué hay sobre las cartas de recomendación? ¿Sabes qué es y en qué te ayudará tenerlas?

Una carta de recomendación laboral es el escrito que hace tu empresa acerca de tus aptitudes y tus labores en la misma. Tu forma de ser puede que sea tu mejor baza, ya que es algo que también se trata en una carta de este tipo.

Son muchos los portales de búsqueda de trabajo que hablan de la necesidad de las cartas de recomendación. Es el caso de Adecco: ellos también cuentan los motivos por los que deberías de solicitarla. Nosotros también queremos ayudarte a hacerlo correctamente, así que vamos a explicarte qué hay que tener en cuenta a la hora de pedirla.

carta de recomendación

 

Los puntos más importantes que deberían de aparecer en una carta de recomendación son:

  • Ciudad / país y fecha en la que se redacta.
  • Nombre del trabajador al cual se le escribe la carta.
  • Descripción de la relación entre la persona que la escribe y el trabajador.
  • Aspectos positivos sobre las labores del trabajador (también sobre su forma de ser).
  • Datos de la persona que redacta la carta (es decir, el que recomienda).

En resumen, una carta de recomendación se basa en identificación, contexto, recomendación y cierre. Fácil, ¿verdad? Pero, ¡puede que pedirla no te resulte tan sencillo! Ahí van algunos consejos para solicitarla y que puedas presumir de ella en futuros puestos de trabajo.

 

Escoge la persona adecuada

Es obvio, pero no le pidas la carta de recomendación a una persona con la que te has llevado como el perro y el gato durante tu estancia en la empresa. Queremos que nos recomienden y que el escrito sea sincero. Es por ello que debes asegurarte de que esa persona a la que le pides la carta tenga una buena visión sobre ti.

Acércate a un superior, preferiblemente, y que escriba desde un punto de vista tan objetivo como real. Es muy importante escoger a la persona adecuada porque hablará de tu trabajo y de ti mismo. Sobretodo, que sea una persona que trata contigo a diario y que ve día a día cómo te enfrentas a distintas situaciones.

 

Solicítala a través de un mail

Es probable que la relación que mantienes con la persona a la cual le vas a pedir la carta de recomendación sea de mucha confianza, pero siempre es mejor solicitarla vía mail porque, además de que se trata de una petición más formal, puedes facilitarle la información que consideras relevante.

Este correo debería basarse en los siguientes puntos:

  • Quién eres (no sólo tu nombre, también algunos rasgos sobre ti).
  • Solicita la posibilidad de que escriba tu carta de recomendación.
  • Por qué necesitas este escrito (para acceder a un máster, para un nuevo trabajo…).
  • No olvides agradecerle el tiempo que ha invertido en leerte (y, con suerte, también de redactártela).
  • Adjunta tu CV para que lo tenga a mano.

carta de recomendación

 

Hazlo en el momento correcto

Este punto va un poco relacionado con el primero. Tienes que solicitar la carta de recomendación a la persona adecuada y en el momento adecuado. ¿Qué quiere decir esto? Que en el momento de pedirla, asegúrate de que la relación que mantenéis sigue siendo buena. También deberías de solicitar la carta en un momento neutro, es decir, que no están pensando en despedirte ni estás en período de prueba.

Como íbamos diciendo, solicitar una carta de recomendación es importante para que hablen bien de ti (¡sin mentir, claro!), ya que será el escrito que en tus próximos empleos leerán y pueden basarse en él.

 

Si te dicen “no”… ¡a por otro!

Claro que puede pasar, aunque no sea lo habitual. Estás casi convencido de que te la van a redactar y ¡pam! te dice que no. ¿Qué haces, entonces?

No se acaba el mundo, tranquilo. Segurísimo que hay muchas más personas en tu entorno laboral con las que tienes buena relación y pueden escribirte la carta de recomendación sin problemas. Prueba con otros compañeros / superiores hasta dar con la persona indicada.

 

Lo primordial en este tipo de solicitudes es que hayas desempeñado tus labores lo mejor que has podido (o hacerlo desde ahora, si tienes la oportunidad) y que tu actitud frente a cualquier situación sea siempre positiva. ¡No lo olvides!

¿Quién sabe si tu próxima carta de recomendación la presentarás a alguno de nuestros coworkers? En Aticco se crean sinergias entre personas de mundos totalmente distintos y de esta forma surgen nuevos proyectos fantásticos. Pregúntanos por tu nuevo espacio coworking y te recomendaremos la mejor opción para ti o para tu empresa.[:]

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies