Brainstorming, el primer paso hacia el éxito

Brainstorming, el primer paso hacia el éxito

[:es]Puede que esta palabra la hayas oído alguna vez o que hayas ejecutado este método: brainstorming.

No os podéis llegar a hacer una idea de lo mucho que ha ayudado en cientas de ocasiones y a lo largo de la historia desde que se le conoce como tal. Exactamente, desde 1939, gracias a Alex Osborn, quién años más tarde oficializó el término a través de su libro Applied Imagination, en 1954.

Pero, exactamente, ¿qué es el brainstorming? ¡Lluvia de ideas! Hasta aquí llegamos, ¿verdad?

Es una herramienta de trabajo, método o fórmula a través de la cual se aportan distintas ideas que, finalmente, derivarán en nuevos conceptos. El objetivo es la generación de ideas originales en un ambiente relajado, pues el brainstorming requiere mucha concentración.

brainstorming

Y, para llevar a cabo un brainstorming, ¿qué pasos debo seguir?, te preguntarás. Los siguientes:

  1. Tener claro qué tema se va a tratar.
  2. Escoger un portavoz o persona que irá apuntando las ideas en un papel o pizarra.
  3. Se comienzan a aportar ideas, sin detenerse a valorar si son aptas o no (todas lo son).
  4. Eliminar ideas repetidas y enumerar las que quedan.
  5. El brainstorming finaliza cuando ya no surgen más ideas.
  6. Ordenar las ideas por importancia y valorar si alguna no es viable para descartarla.

Estos son los 6 pasos más importantes a seguir, pero puedes echar un vistazo al Decálogo del buen brainstormiano, en el cual se amplían.

Un buen brainstorming debe seguir unas normas:

  • Suspender el juicio y evitar cualquier tipo de crítica hacia las ideas. TODAS son válidas, como hemos dicho anteriormente.
  • Libertad de pensamiento. Todo lo que se te pase por la cabeza, piénsalo en voz alta. ¿Quién sabe en qué acabará eso?
  • En este caso, la cantidad es muy importante. Cuantas más ideas, mejor.
  • Por si fueran pocas las ideas que surgen en primera instancia, será un plus combinarlas y multiplicarlas.

brainstorming

 

Un tema importantísimo a abordar en las empresas es el del método brainstorming. Siempre es buena opción recurrir a él de vez en cuando para dar un aire fresco y novedoso a la marca, sobretodo en épocas de crisis.

A raíz de un brainstorming pueden surgir ideas tan importantes como la de implementar nuevos servicios en una empresa, ampliar el sector, captar oportunidades de crecimiento en el mercado…

Pero, ¿eres emprendedor o startup y todavía no sabes por dónde empezar? Entonces presta atención, porque hacer brainstormings puede ser… ¡tu mejor baza! Así puedes implementar esta fórmula en tu nuevo proyecto:

 

Reúne a personas que participen

Siempre debes de contar con un equipo. Aunque no sean personas que quieran emprender contigo, si son amigos, seguro que quieren echarte una mano con esto.

Puede parecer fácil, pero tenéis que tener claro que hacer un brainstorming requiere concentración y profesionalidad. Seguro que de aquí salen ideas maravillosas.

 

Anota todas las ideas que surjan

Aunque en un principio puedan parecer absurdas. No sabes de qué grupo de ideas puede surgir un nuevo proyecto

¿Tienes claro de qué será tu empresa, pero no cómo lanzarla o qué servicios ofrecer? ¡Un brainstorming es la solución!

brainstorming

 

Valora las ideas y, ¡adelante!

Anota las ventajas y desventajas de cada idea que ha nacido de vuestras geniales mentes. Al final, tienes que descartar las que no renten.

 

Si eres emprendedor y quieres más consejos, pregúntanos. Te ayudaremos en lo que necesites.

Y, por supuesto, puedes realizar tus brainstormings en nuestras salas workshop habilitadas para ello. ¡Te esperamos![:]

5 consejos para ti, emprendedor

[:es]Ser emprendedor no tiene por qué ser sinónimo de ser joven, aunque la primera impresión nos pueda relacionar ambos términos. En muchos países, incluido el nuestro, la media de edad oscila entre los 37 y los 45 años.

Las características de una persona que decide emprender son, principalmente:

  • Mucha energía.
  • Entusiasmo y ganas.
  • Hace lo que sea, cueste lo que cueste.
  • Ilusión por su proyecto.
  • Miedo, en algunas ocasiones.

Aunque los 4 primeros puntos son muy positivos, siempre queda algo de miedo a la hora de emprender. Se trata de un campo completamente desconocido para muchas personas y, la mayoría de veces, se necesita un pequeño empujón; alguien que nos diga que nosotros podemos hacerlo; tener garantía de éxito.

Emprendedor

 

Pero, si sale mal, no se acaba el mundo. Hay cientos de campos laborales en los que experimentar. Es por ello que os vamos a dar 5 consejos útiles para cualquier emprendedor o persona que esté planteándose lanzar un proyecto al mercado.

 

Querer es poder

Lo primero que debes hacer para emprender es tener las cosas muy claras. Qué proyecto quieres poner en marcha, con qué presupuesto, en qué mercado, conocer la situación actual de la competencia…

Cuando tu idea vaya cogiendo forma, tan sólo tienes que añadirle ilusión y muchas ganas de que todo salga adelante y como esperas. Alguien dijo alguna vez “querer es poder”, ¡y qué razón tenía!

 

Jerarquiza una lista de prioridades

En relación directa con el anterior punto, es aconsejable que apuntes en una lista todas las treas prioritarias a realizar y que las sitúes en orden jerárquico.

Esto quiere decir que, por ejemplo, lo principal que tendrás que llevar a cabo será definir tu proyecto paso a paso; en segundo lugar, conocer el presupuesto del que dispones para pensar más allá de tu idea inicial; después, estudiar el mercado en el que estarás, etcétera.

 

Céntrate en tu marca personal

¡Muy importante! Como emprendedor y creador de un proyecto, tienes y debes de crear una marca personal que te defina. De esta forma, también definirás tu trabajo.

La marca personal requiere mucho trabajo y concentración. Así que ten en cuenta que es uno de los consejos que más tiempo puede llevarte.

emprender

 

Paciencia, mucha paciencia

La paciencia no sólo es la madre de la ciencia, también del emprendedor. Verás que al principio todo transcurre muy lentamente, pero paciencia, todo comenzará a rodar.

Ningún comienzo es fácil, ¡ya lo sabes! Pero con empeño, mucho esfuerzo e ilusión, seguro que llegas donde te propones. Porque como decíamos anteriormente, querer es poder. Y si necesitas ayuda, no dudes en pedirla. Plantea la posibilidad de relizar un crowdfunding o micromecenazgo para financiar tu proyecto.

 

¡A por todas!

¡Vamos! En cuanto lo tengas todo planificado, lánzate. Da a conocer al mundo tu idea, tu proyecto, tu trabajo más preciado.

Poco a poco notarás resultados, positivos o no. Y en el segundo caso, no te rindas. Analiza qué es lo que falla y busca ayuda para mejorar la próxima vez. ¡De los errores se aprende!

 

Crear un negocio desde cero requiere tener en cuenta estos 5 consejos. El sexto que te damos es que escojas un lugar idóneo en el que desempeñar las tareas necesarias para emprender.

¿Qué mejor que hacerlo en un coworking? Un espacio en el que conocerás cientas de personas como tú, y otras con mucha experiencia de las que podrás aprender. ¡Ven a Aticco Coworking y emprende![:]

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies