face

Una de las grandes ventajas de Aticco y de todo el coworking en sí, se reduce a tres palabras mágicas: despacho compartido Barcelona.

Barcelona se culmina como una de las ciudades más importantes en lo que a negocios se refiere y si has llegado hasta aquí, es que tú eres una de ellas: bienvenidas personas de negocios, hoy vamos a indagar en la idea de un despacho compartido en Barcelona.

El coworking ha cambiado la manera de concebir nuestra forma e idea de trabajo. En la búsqueda de un aire más fresco e innovador, recae ahora la decisión de buscar la funcionalidad, el ahorro y nuestra propia satisfacción personal. Un despacho compartido en Barcelona ya no debe reunir solo los requisitos creativos si no aquellos que aporten comodidad y estabilidad a nuestra situación laboral.

En primer lugar, miremos nuestro bolsillo. La economía es uno de los argumentos más fáciles y reales de nuestros días. Buscamos ahorrar en todo, en el teléfono, en la luz, en el agua… Revisamos nuestras facturas todos los días y buscamos las ofertas hasta debajo de las piedras. Si estás dispuesto a tener un despacho compartido en Barcelona, podrás disfrutar del ahorro en el coste del espacio de trabajo. Además, ofrece una ventaja más que clara a la hora de gestionar adecuadamente nuestra economía y es que los gastos son fijos; es decir, tendrás una cantidad exacta que abonar por lo que no existen las sorpresas a final de mes.

El siguiente gasto es siempre de equipo. Vas a necesitar un montón de herramientas y útiles con el que poder trabajar: pantallas, impresoras, fax, equipos específicos para las videoconferencias… el costo económico es demasiado elevado. La diferencia la marca tener un despacho compartido en Barcelona. La inversión inicial puede limitar tus necesidades futuras, pero alquilando un despacho de esta forma, toda inversión posible se reduce a coste 0, tu tarifa ya incluye todo equipamiento.

El tercer punto es la propia imagen que proporcionamos a nuestros clientes. El hecho de que tengan que desplazarse por toda la ciudad cada vez que quieran verte o llegar tarde a las reuniones porque ellos tampoco pueden salir dos horas antes para evitar los atascos, es un aliciente a tu favor si tu negocio está en el centro. Por ello, con un despacho compartido en Barcelona se encuentra la solución: ubicando en pleno centro de la ciudad, posee diferentes instalaciones donde poder atender a todos tus clientes.

Hablando de instalaciones, llega el siguiente punto a tener en cuenta a la hora de alquilar un despacho compartido en Barcelona: los espacios comunes. Realmente para todo trabajo, necesitas una zona en la que poder relajarte y disfrutar. Como pequeño apunte, en Aticco, literalmente tenemos un ático lleno de luz para ti, una terraza fabulosa llena de verde. Nuestros espacios comunes cuentan con salas de estar, sofás, servicio de café y té…

 

La idea de un despacho compartido en Barcelona comienza a tomar forma y ganar peso.

Pero sigamos avanzando. Ahora consta el inconveniente de la paquetería, pensarás. El servicio de por sí es complicado en la ciudad y tú tienes necesidades técnicas que cubrir. Seguro que piensas que un despacho compartido en Barcelona está muy bien pero que no tiene todas la prestaciones que necesitas. La diferencia es que puedes domiciliar tu empresa; así, como suena. Es una gran solución para autónomos y pequeñas empresas, para poder recibir paquetería, correo ordinario e incluso correo certificado. Cabe decir que se trata de un servicio totalmente privado, legal y confidencial.

Finalmente, quedan detalles de última hora como la recepción, la limpieza o la propia seguridad. En este sentido, se trata de cuestiones que obviamente también están cubiertas, es decir, toda cuanta necesidad se te pueda ocurrir que no dependa directamente de ti y de tu proyecto, están solucionadas.

Los espacios de trabajo coworking como un despacho compartido en Barcelona se forman para compartir y emprender. Podemos comenzar a darle estructura a nuestra empresa o proyecto sin preocuparnos de la base más técnica de la misma, solo dependemos de nuestro real compromiso e ideas. Un ambiente de trabajo compartido con gente que realmente tiene tus mismas motivaciones, es literalmente una fuente de productividad.

Descubre en Aticco una experiencia mágica, la de nuestras tres palabras mágicas: despacho compartido Barcelona.

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies