Thibaud Petitdemange

CMO

Thibaud Petitdemange

CMO

El coworking transforma la forma de trabajar

Los espacios flexibles transforman la forma de trabajar de las empresas

 

Hace un tiempo el concepto de coworking era simplemente una palabra proveniente del inglés que solo la entendían algunos emprendedores. Hoy en día, representa más, un sueño de los trabajadores que aspiran a tener contactos y conseguir mayor inspiración. El neologismo cotrabajo, se ha convertido en una tendencia que no sólo la llevan a cabo pequeñas empresas, sino que las grandes también se están decantando cada vez más por aplicarla como nuevo concepto de trabajo. Sin embargo, algunas de ellas, aún se resisten a adaptarse a este nuevo panorama.

Hoy en día, el neologismo cotrabajo, se ha convertido en una tendencia que no sólo la llevan a cabo pequeñas empresas.

 

El crecimiento de los espacios abiertos

 

La ciudad principal que lidera en tener este tipo de espacios es Londres, que ha ido prosperando año tras año y sigue en auge. No obstante, en España, le sigue Barcelona que es la ciudad que tiene una mayor penetración en este mercado, además de una proyección a seguir creciendo y rompiendo así con el modelo de oficina convencional. Dentro de este sector, hay espacios de todo tipo, que han ido creciendo desde los coworking más grandes como es el caso del líder Wework, hasta los más pequeños o dinámicos como Aticco. Por otro lado, Madrid, tampoco se queda atrás dentro de este mercado, con lo cual, estas ciudades españolas son dos de las afortunadas en cuanto a cambiar la forma de trabajar de las empresas. 

Poco a poco, y con el paso de los años esto cambiará también en otras ciudades y compañías que se sumarán a seguir evolucionando, innovando y desarrollando sus espacios de trabajo. Actualmente,  todos sabemos que una oficina no es solo un trabajo, debe permitirte pensar, sorprender, crear.. ¿A quién no le gustaría trabajar frente al mar, disfrutando de una charla en una terraza? Puedes hacerlo realidad  en algunos coworking como AticcoMed en Barcelona.

Con este crecimiento, la forma de trabajar se va transformando y los espacios de coworking van consolidándose como un estilo de vida. Esto se debe a la transformación digital y a la necesidad de entornos amplios y abiertos, que facilitan la comunicación entre los diferentes integrantes de las empresas. De esta manera, se comparte más tiempo con otros equipos y se crea una relación laboral más estrecha, que fomenta no solo la productividad, sino también la innovación y la creatividad.

El coworking como comunidad

 

Los espacios de coworking son a parte de un entorno físico, un espacio donde también se crean vínculos sociales entre los empleados, ya que ofrecen la posibilidad de interactuar con otros profesionales de diferentes sectores, pudiendo generar así, nuevas oportunidades laborales. Este modelo, al llevar a cabo nuevas formas de trabajo, que se basan en el desarrollo, la creatividad y sobre todo en las necesidades del trabajador, además de compaginarlo con los valores de cada empresa, provoca que el resto del mundo vea cómo se están adaptando al mercado actual, lo que llegará a favorecer al posicionamiento de estas.

En estos espacios de coworking no existen las jerarquías entre los miembros de una empresa, por lo tanto, se fomenta el espíritu de comunidad donde se pueden compartir e intercambiar conocimientos y crear sinergias. Esto favorece también las relaciones, evitando las diferencias entre los equipos.

Por un lado, los espacios de coworking están rodeados de un ambiente agradable, flexible y motivacional. Estos factores influyen en la calidad de vida del trabajo, lo que conlleva a un menor estrés por parte del trabajador y a conseguir que se sienta más realizado en función de cómo está desarrollando el proyecto.

Por otro lado, en un espacio de coworking, el integrante se puede trasladar al ambiente que más le convenga, ya que también disponen de salas cerradas, como si fuese una oficina tradicional, para estar en un entorno privado y maximizar la productividad.

Además, están comprometidos con la sostenibilidad y el bienestar de sus trabajadores. Las zonas de coworking ofrecen la posibilidad de trabajar en open spaces e incluso se puede disfrutar de las zonas de descanso o de reunión que están a disposición de cualquier persona y que, asimismo son multifuncionales, ya que se pueden usar también para cualquier tipo de evento: un afterwork o un concierto con vistas privilegiadas como en Aticco Urquinaona. Pero lo más importante es que estas zonas, se adaptan según las necesidades y el trabajo. 

Este tipo de espacios de coworking, disponen de equipamientos de última tecnología para que se puedan llevar a cabo diferentes proyectos. Ofrecen wifi eficiente y seguro, servicios de secretaría y paquetería…etc. Están adaptados para que startups o freelancers tengan un espacio donde poder desarrollar sus conocimientos, abaratando los costes, ya que los gastos están divididos entre la comunidad.

Compartir espacio con otras comunidades o países, ayuda a las empresas a estar a la última en los diferentes sectores, así como por ejemplo en tecnología o con las últimas tendencias. Incluso puede desembocar en la creación de nuevos proyectos entre distintos coworkers.

Los espacios coworking hacen que puedas crecer profesionalmente

 

En la actualidad, la oficina se ha transformado no solo en un espacio físico, sino en un espacio virtual a la vez, y donde a parte de trabajar, se pueda crecer profesionalmente, interactuar y fomentar el networking. Sin duda, esta actividad es una de las grandes ventajas que ofrecen los espacios de coworking, con la cual puedes llegar a ampliar la red de contactos profesionales.

Todos estos factores hacen que cada vez más, las grandes empresas tengan este tipo de espacios para ir transformando de manera progresiva la forma de trabajar.

Es una manera de que los trabajadores estén motivados, aprendan y puedan enseñar a personas de otros equipos, que desarrollen sus ideas y experimenten con los diferentes espacios y la cultura. Ayudarlos a tener un estilo de vida laboral más gratificante, que les favorecerá tanto a ellos, como a la compañía. Difundiendo este movimiento entre las empresas, se puede llegar a alcanzar cada vez más esta filosofía coworking.

La tendencia y el futuro son los espacios coworking y por ello, las empresas deben sumarse a esta transformación, no solo del espacio sino también a la era tecnológica y cultural, para modernizarse y poder estar a la altura del resto de las empresas que ya se han acogido a esta forma de trabajar.

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies