Eva Andrés

Social Media Specialist

Women’s empowerment19 min read

Maria Polo

Head of Product en Ubeeqo

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

La situación de la mujer en el mundo laboral ha mejorado considerablemente, pero si ponemos de ejemplo el mundo tecnológico, la brecha de género se ha ampliado en los últimos 20 años. En mi opinión, esta brecha continúa por normas sociales y diferencias de educación por sexo. Si un hombre promociona sus éxitos se percibe como algo positivo, si lo hace una mujer, se le clasifica como poco competente, menos atractiva socialmente e incluso menos contratable. Mientras siga habiendo estereotipos o tradición que anime a los niños a ser valientes y a las niñas a estar siempre perfectas, seguirá existiendo esta brecha. 

Las estadísticas confirman año tras año que las empresas con al menos una mujer en la dirección, obtienen mayor retorno de la inversión, menor apalancamiento y mejores valoraciones. En ese sentido las startups han ayudado a cambiar la norma, y me encanta ver cada día más mujeres haciendo realidad sus ideas y sueños, aportando tantísimo valor, colaborando y haciendo de la diversidad la norma y no un trending topic. 

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Muchas mujeres me han inspirado en mi carrera, desde Ada Lovelace o Grace Hopper a Marissa Meyer o a mi madre y mis abuelas. Pero no solo me han inspirado por su contribución al mundo tecnológico, sino por su carácter y espíritu luchador, o por demostrarle al mundo que puedes tener un bebé y seguir dirigiendo una empresa con éxito. Mi madre, que fue pionera en su campo, me enseñó que los límites te los marcas tú, y que nunca debes dejar que nadie te diga que esto no lo puedes lograr. 

A día de hoy, trabajando en el campo de product management, todavía no he podido conocer una mujer CPO (chief product officer), por lo que espero que mi lista de referentes femeninos aumente aún más en el futuro.

Marina López

    Senior Business Developer en Localoo

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Seguimos avanzando, no quiero decir que «seguimos luchando», porque considero que no es una lucha, es un proceso de concienciación. Si algo nos ha mostrado el «Me Too» es que muchos de nuestros compañeros y compañeras no eran «conscientes» de las desigualdades, de los micro machismos en el trabajo, de la normalización de ciertos criterios, conductas y comentarios.

Seguimos avanzando, sí, juntos, gracias a las voces sin miedo que abren debates y también el apoyo que se está dando desde el entorno masculino, compañeros de trabajo. Ya que esto no es una lucha de sexos, no es una lucha de un lado contra el otro, es un cambio social que precisa de una colaboración entre todos. Cualquier cambio significativo y permanente viene de la mano de todos.

Según mi experiencia personal en el mundo laboral:

– Los “senior” roles, siguen siendo, principalmente de hombres. He escuchado «no encontramos mujeres para estos roles»… ¿De verdad? La subjetividad entra en juego.

– Los sueldos… surrealista, pero sigue siendo una realidad, sigue habiendo disparidad, y no entiendo cuál es el razonamiento en este caso.

– «La edad fértil», a partir de cierta edad las preguntas como «¿se dará de baja maternal? ¿estará menos presente cuando esté de vuelta?»… entran en juego, y se nota. En este caso, de nuevo es un cambio que tiene que venir de parte de ambas partes de la sociedad, las empresas y RRHH tienen que buscar una harmonía entre talento y «la realidad del ser humano» xD… También considero que el gobierno juega una parte importante. Si se reformaran ciertas leyes, por ejemplo, que apoyaran la igualdad de una baja paternal como maternal, estaríamos un poco más cerca de igualdad de condiciones.

– «The mens club»… La normalización de conducta ha empezado un proceso en el que las mujeres, y especialmente en el mundo de sales, no tenemos que adaptarnos al tono del entorno especialmente masculino en el que nos «movíamos» sino que podemos ser nosotras mismas, podemos levantar la mano cuando hay una conducta incómoda y se respeta.

Pero la verdad es que hemos avanzado y se nota, en mi equipo actual no noto diferencia alguna entre sexos y hay total transparencia interna. Espero que, con la colaboración de todos, este proceso no se frene a nivel mundial. Todo lo bueno se hace esperar, pero llega.

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Mis referentes no son «renowned», son las compañeras y mentoras que he tenido a mi lado a lo largo de la vida… diferentes culturas, generaciones, profesiones etc. Las conversaciones a la hora de comer sobre experiencias pasadas, aprendizajes, vivencias que me ha hecho aprender, cambiar de perspectiva, hacerme más fuerte y encontrar mi voz. Anie, mi hermana, Mylena, Nuria, Mamen, Ana, Raquel, Xulia, Noe, Lucía… mi madre, … ¡mi padre! que no es un referente femenino, pero es un feminista. Mis padres siempre me han apoyado en todo, nunca me ha hecho sentirme limitada por «ser mujer». 

Son personas relevantes solo para mí, pero que al final son las que más me influyen en mi día a día. Me han aportado lo que necesito para avanzar en mi trayectoria profesional… desde un refugio donde dejar fluir mi rabia ante ciertas desigualdades y excesos, como un trampolín desde donde coger energía, seguridad e impulso para lanzarme a lo desconocido, sin miedo, sin prejuicios, sin límites…

Anna Muñoz

Managin Director en Alta Medical Services

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

A nivel general, hay muchas evidencias que han demostrado que la mujer sufre una discriminación laboral muy importante respecto al referente masculino. Es una situación muy compleja de tratar, ya que está muy generalizada. Comienza en la educación que recibimos, los cuentos que leemos, los referentes culturales y modelos que la sociedad nos ofrece.

En el mundo de la sanidad, donde trabajo, igual que en otros ámbitos, la mujer ha ido ganando un destacado protagonismo. Aún así, cuando analizas el nombre de las mujeres que llegan a cargos directivos de mayor responsabilidad, vemos nuevamente el predominio masculino que no se corresponde con el ratio mujer/hombre de las bases.

Si analizamos el porcentaje de empresarios de nuestro entorno que discriminan a las mujeres por el miedo a la bajas maternales ¡se nos pondrían los pelos de punta! Lo cual es muy impactante. Si esto nos pasa a nosotras en otros lugares, la situación es infinitamente peor. Hay ejemplos impactantes, como el de un mismo curriculum, pero firmado por Jane o John Smith. La propuesta salarial para Jane será inferior que la de John.

El modelo de startup tiene otra dinámica. De entrada, parece que no está tan sujeto a la discriminación, ya que no hay ningún empresario que te hace un contrato y te discrimina por ser mujer. También se podría argumentar, que el ser emprendedor no depende del género, sino de la iniciativa individual y la personalidad. Pero cuando analizamos el nombre de mujeres empresarias respecto al de los hombres, se vuelve a producir lo que pasa en el mundo laboral en general, hay menos mujeres empresarias si lo comparas con los hombres. Hay tantos factores implicados que es complicado de resolver.

En el mundo empresarial, la mujer tiene que aprender a hacer un presupuesto, ya que de entrada suele ser poco objetiva y tiende a infravalorar su trabajo. De la misma manera, a la mujer se le acostumbra a discutir más un presupuesto, si lo comparas con un hombre. El género también implica ciertas diferencias en temas como el networking. Los hombres, a menudo, tienden a solidarizar entre ellos y crear empatías, se reúnen fuera de las horas de trabajo y establecen relaciones fuera de lo profesional, que ayudan a la toma de decisiones. Esto es menos frecuente en el caso de las mujeres.

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

En mi época de becaria de investigación en el Hospital Clínic de Barcelona, tuve una profesora excepcional. Se llamaba Dra Teresa Gallart, una médica extraordinaria, que trabajó en la inmunología del SIDA. Teresa, nació en 1942 en Artesa de Lleida, un municipio de la comarca del Segrià. Ella siempre explicaba las grandes dificultades que tuvo para conseguir estudiar la carrera de medicina, ya que por la época y el lugar, parecía que su destino era ser una ama de casa, felizmente casada y con muchos hijos.

Actualmente, más que referentes femeninos, hablaría de entidades que han sido imprescindibles para inspirarme como empresaria: Barcelona Activa y su programa Inicia, dirigido a mujeres que tienen una idea de negocio o un proyecto emprendedor y quieren ponerlo en marcha. Para mí ha sido fundamental, ya que te forman en lo que representa ser empresaria y se trabaja, no solo la parte técnica, de hacer un plan de empresa, las finanzas… sino que también cuidan mucho la parte emocional. ¡Programas como estos te facilitan mucho las cosas!

Eva Carbonell

Customer Success Manager en ElectricFeel AG

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Me gusta ser optimista y pensar que estamos yendo por el buen camino. Hace unos años cuando empecé a estudiar ingeniería éramos apenas un 10% y si te ibas a otros países como Alemania eras aún más, un bicho raro. Ahora me veo rodeada de muchas mujeres metidas en proyectos súper interesantes, pioneros en el mundo de la tecnología, el diseño, la música… espero que esto no pare.

El término igualdad de oportunidades me parece que es un concepto difícil, muchas empresas intentan arreglar lo que hasta ahora “han hecho mal” y meter a mujeres en puestos de management para quedar bien de cara a la galería. Esto, a veces, provoca el efecto contrario al deseado, ya que se generan envidias y comentarios machistas que no nos hacen nada bien. Creo que debemos empezar el cambio social, no desde arriba sino desde abajo. Debemos hacer que las niñas en el colegio tengan las mismas aspiraciones que los niños, que si están enfermos no tenga que ser siempre su madre la que deje el trabajo para ir a buscarles, sino también su padre, que las bajas de maternidad sean compartidas, y que volver al trabajo después de pasar un tiempo con la familia no sea un retroceso sino lo que es, una pausa natural.

He vivido en distintos países que van de progresistas, pero si una mujer quiere volver al trabajo antes del año establecido de baja maternal o compartir parte de sus meses con su pareja se la considera una “madre cuervo” que abandona a su retoño. Sí, como dije, estamos avanzando, pero no vale conformarse, más que igualdad creo que debemos promocionar la diversidad de sexos, de culturas y de edades, una persona puede ser un buen trabajador o un buen jefe, independientemente de si es hombre o mujer, mas junior o más senior, suizo o chino (por poner un par de ejemplos de países en los que he trabajado).

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

La verdad es que no me salen nombres tipo Marie Curie o Margaret Thatcher, sino el de mis amigas, mis primas, mis compañeras de trabajo, que se metieron a estudiar una ingeniería o que decidieron luchar por ser artistas, muchas de ellas dejaron su ciudad para ir a estudiar fuera y trabajar en un idioma que no es el suyo, rodeadas de gente mucho más experimentada que a veces pensaban: ¿qué va a enseñarme ésta a mi? Y pese a todo, han luchado y logrado llegar a puestos de dirección en grandes empresas o a ser exitosas emprendedoras liderando proyectos súper interesantes. Ellas son las que me han inspirado y me inspiran todavía en el día a día, y espero que esto solo sea el principio.

Estefanía Peral

CEO&Founder de Spanish-elearning

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Creo que el papel que la mujer ocupa en el mundo laboral ha mejorado mucho en la mayoría de los países desarrollados, pero siguen existiendo desigualdades y todavía queda bastante camino por recorrer.

En España, aunque cada vez son más las personas, que reconocen que el hombre y la mujer están igualmente capacitados para ocupar puestos de responsabilidad, sigue habiendo desigualdad de oportunidades y desigualdad salarial, en gran parte debido a la estructura tradicional de las empresas que dificulta la promoción del talento femenino. La mayoría de puestos directivos siguen estando ocupados por hombres y aunque las mujeres tienen ambición por crecer profesionalmente, no siempre lo tienen fácil.

Con internet se está dando un fenómeno de democratización de la sociedad, de acceso a la información, de visibilidad, entre muchas otras cosas, que puede acabar siendo clave para la consecución de la igualdad de género en el ámbito profesional.

 Sí creo que los nuevos modelos de negocio, como las startups, están convirtiéndose en una manera de prosperar profesionalmente para las mujeres. Un estudio publicado recientemente por The Boston Consulting Group y MassChallenge declara, que a pesar de recibir menos financiación, las startups fundadas por mujeres son más efectivas y generan el doble de ingresos que las de los hombres, en parte, debido a que reciben más rechazos en sus solicitudes de créditos y están obligadas a elaborar planes más realistas y menos arriesgados que los de los hombres.

Personalmente pienso que para que realmente llegue a haber igualdad de condiciones en el terreno laboral entre hombres y mujeres, primero debe resolverse el desequilibrio existente en el ámbito personal de las familias, donde la mujer sigue teniendo que llevar, en la mayoría de los casos, mucha mayor carga de las responsabilidades domésticas, tanto en las tareas del hogar y especialmente, en el cuidado de los hijos.

Dicho esto, soy de las que cree que los hombres y las mujeres somos muy diferentes y a la vez complementarios, y es maravilloso que así sea.

 ¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Son muchas mujeres que me han inspirado a lo largo de mi vida, tanto personajes públicos como gente de mi entorno personal. Todas tienen un componente común: son mujeres luchadoras que, de una forma u otra, han tenido que enfrentarse en algún momento de sus vidas a realidades muy adversas y lo han hecho con gran tenacidad, resistencia y resiliencia. Supongo que me siento identificada con parte de sus historias y de ahí mi inspiración hacia ella. 

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies