Skip to main content

Si en 2020 todas las cabeceras hablaban de trabajo en remoto, en 2021 – con la llamada ‘vuelta a la normalidad’ – el protagonista fue el trabajo híbrido; y parece que esta tendencia ha venido para quedarse. Son tantas las ventajas del trabajo en remoto como las del trabajo en la oficina y por eso, los modelos híbridos son perfectos ya que combinan lo mejor de cada uno.

En este blogpost repasamos en qué consiste el modelo de trabajo híbrido, sus características y cómo ha beneficiado a la productividad de algunas empresas.

 

Trabajo híbrido. ¿Cuáles son sus ventajas?

En el caso de que no estés familiarizado con este término, el modelo de trabajo híbrido es aquel que combina la asistencia presencial en la oficina con el trabajo en remoto; y cuando hablamos de trabajo en remoto este puede desarrollarse desde casa, desde un coworking o desde cualquier otra localización con buena conexión.

Por una parte, el trabajo 100% remoto tiene la desventaja de que puede hacer que el trabajador se sienta aislado. Las personas dedicamos una gran parte de nuestro tiempo al trabajo y es un ámbito más en el que socializamos y construimos lazos. 

Además, si el trabajo en remoto se desarrolla desde una casa, esta tiene que contar con un lugar separado donde el trabajador se pueda concentrar y que cuente con un espacio de trabajo ergonómico. Esto no siempre es posible y por eso, son muchos los trabajadores que prefieren trabajar desde casa únicamente en ocasiones puntuales. 

Por otro lado, los modelos que son 100% presenciales no se adaptan a la flexibilidad que los trabajadores están demandando actualmente. Además, en muchas ocasiones, los empleados tienen que desplazarse largas distancias hasta su lugar de trabajo con el perjuicio que eso supone tanto para la conciliación como para la sostenibilidad del planeta.

Frente a estos dos polos opuestos, el modelo híbrido es un camino intermedio que integra los beneficios de ambos sistemas y, en cambio, reduce las desventajas.

 

El coworking y el trabajo híbrido

Los coworkings o espacios de trabajo flexible son una muy buena opción para las empresas que quieran funcionar con modelos de trabajo híbrido.

En Aticco Workspaces muchos coworkers ya trabajan en modelos híbridos y han escogido Aticco Workspaces bien como su lugar de trabajo principal o para reuniones puntuales. El futuro del trabajo se va a mover cada vez más hacia estos modelos híbridos y los espacios de trabajo flexibles somos un player importante en este escenario.

Los espacios de coworking son también una muy buena opción para equipos que trabajen de forma remota y que requieran de una sala de reuniones o espacio para eventos donde juntar a todo el equipo.

Además, algunos coworkings como es el caso de Aticco Workspaces cuentan con equipos técnicos y con la tecnología necesaria para poder retransmitir eventos en streaming. Esto permite que las compañías puedan crear eventos híbridos si no quieren, o no pueden, reunir en un mismo lugar a todos los asistentes.

 

Caso de éxito del modelo híbrido

En los últimos años grandes compañías han adoptado esta tendencia. Es el caso del Grupo DAS que tras hacer una prueba piloto ha decidido implantar totalmente el modelo híbrido. Actualmente los trabajadores de DAS Seguros pueden trabajar el 50% de su tiempo en remoto y un 50% en la oficina.

En declaraciones a la agencia Europa Press, la compañía aseguró que el trabajo híbrido: «ha supuesto un aumento de la eficiencia y la autonomía de los equipos», impactando «positivamente en los resultados de negocio de la compañía en los últimos ejercicios».

Además, el grupo DAS es usuario de los espacios de coworking de Aticco Workspaces donde organiza algunos de sus eventos y mesas redondas sobre el sector legal mediante eventos híbridos.

 

¿Quieres saber cómo sería trabajar en remoto o en un modelo híbrido desde Aticco Workspaces?

Déjanos tu email ¡y consigue un day-pass!

Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.