En Aticco tus amigos son nuestros amigos

En Aticco tus amigos son nuestros amigos

              Eva Andrés

Social Media Specialist

Queremos que tus amigos sean nuestros amigos, porque al fin y al cabo, el mundo es un pañuelo. Esta frase tan popular representa a la perfección la facilidad que tenemos de encontrar personas que están conectadas con nuestras vidas. Y no es solo por puro azar. Sino, porque nuestras conexiones pueden llegar a unir a toda la población mundial ¿Conocéis la teoría de los seis grados de separación?

Seis grados de separación

Esta teoría defiende que cualquier persona del mundo puede estar conectada mediante una cadena de conocidos. El concepto se basa en la idea, en la cual, un número de conocidos aumenta a partir de una serie de enlaces en cadena y con estos pequeños enlaces se puede llegar a convertir la población humana entera.

Es decir, nosotros de media entre compañeros de trabajo, amigos, familiares, conocidos etc… conocemos alrededor de unas cien personas. Y si todas estas personas se relacionan también con otras 100, el círculo se va ampliando y recomendar cualquier tipo de experiencia es mucho más fácil.

Esto también podría relacionarse con el conocido boca a boca, una herramienta útil para dar a conocer un producto o servicio y así propagar las exitosas experiencias de los clientes. Esta estrategia no es nueva, es algo que se lleva haciendo desde hace tiempo y que nunca ha pasado de moda. Sí que es verdad, que se han creado nuevas formas de llevarlo a cabo, como por ejemplo a través de influencers o microinfluencers.

La aplicación de esta teoría con contactos de trabajo

Imaginaros si extrapolamos esta teoría al mundo laboral. Estaríamos hablando del mejor networking posible. Ahora pensad en la comunidad de Aticco. Si cada coworker comparte tan solo dos de sus contactos con el resto de la comunidad, estaríamos multiplicando el alcance de nuestra red.

Por eso queremos proponeros un juego. Haced un repaso mental de vuestros amigos, colegas del trabajo, compañeros de universidad… y todos los que creáis que podrían complementar nuestra comunidad, invitarlos a venir, a descubrir Aticco.

Las recomendaciones ayudan a este tipo de comunicación, ya que afloran desde la confianza. Si una persona recomienda algo es porque cree en ello y en aquellos que ya le han hablado previamente.

Programa de recomendaciones en Aticco

Nuestros coworkers son los mejores embajadores de nuestra marca; conocen el funcionamiento, los servicios que ofrecen, la comunidad que tienen y en definitiva, la experiencia dentro del espacio. Por eso, en Aticco queremos que tus amigos sean nuestros amigos.

¿Cómo? Hemos diseñado un programa de recomendaciones que favorece las recomendaciones y además las premia con bonificaciones. Queremos animar a que nuestros miembros motiven a sus amigos a formar parte de una comunidad, de una familia en pleno crecimiento.

¿En qué consiste este programa? Se trata de recomendar Aticco a amigos, compañeros o empresas, que buscan un espacio de trabajo distinto. Queremos seguir ampliando nuestra comunidad de aquellos soñadores, emprendedores, change makers, apasionados, personas como tú. Si nos ayudas a encontrarlos, ellos tendrán un descuento especial y a ti te bonificaremos con hasta 5.000€*

Potencia tu creatividad en un espacio de coworking

Potencia tu creatividad en un espacio de coworking

              Eva Andrés

Social Media Specialist

Escribir un artículo, diseñar una campaña de marketing, elaborar una pieza gráfica, crear un evento, preparar una presentación con un cliente… en cualquier proceso de nuestro día a día necesitamos una dosis de inspiración. Y es importante estimular nuestra creatividad y ampliar nuestra imaginación para llegar a ideas originales. Los espacios en los que trabajamos o nos relajamos son de vital importancia en los procesos creativos. Uno de los sitios en los que más puedes potenciar tu creatividad es en un espacio de coworking.

La creatividad, elemento clave en un espacio de trabajo

¿Por qué? Pues porque como bien dijo Pablo Picasso: “La inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando”. En muchos casos, cuando menos lo esperamos nos surgen ideas creativas y en un coworking brotan más frecuentemente.

Esto se debe a que estamos rodeados de talento, como ocurre en Aticco, un espacio que inspira a la creación de proyectos e ideas, que potencia la innovación, la creatividad y el networking. Sobretodo por las personas de la comunidad que lo componen, que nos aportan diversidad y formas distintas de encarar los retos.

Se trata de un lugar que está totalmente equipado en herramientas y servicios, necesarios para desempeñar la actividad empresarial y donde puedes estrechar lazos con otros profesionales.

Es también una plataforma de comunicación, en la que a parte de crear una red de contactos, puedes intercambiar ideas, conocimientos, opiniones, lo cual también hace que aumente la creatividad individual.

Hacer un brainstorming mientras tomas un café, comentar noticias o novedades e incluso asistir a los muchos de los eventos que el coworking te ofrece, ayuda a alimentar nuestro grado de creatividad en forma.

Así que si eres freelance y estás aislado trabajando desde casa o en una cafetería, o tienes una empresa y estás en una oficina convencional pero no dispones de todos los recursos que te puede ofrecer un espacio colaborativo, te animamos a que potencies tu creatividad en un coworking, tus ideas empezarán a fluir de manera diferente. De hecho, según un estudio el 89% de los coworkers, se siente más creativo en un espacio colaborativo.

Colaboración con la Escuela de Creativos Brother

Ya que apostamos por la creatividad como motor esencial para nuestros proyectos, en Aticco hemos encontrado a nuestro partner in crime para colaborar: Brother. Y, ¿qué es Brother? Es una escuela de creativos que se definen como “escuela de Doers”. Entienden la publicidad como una forma de expresar un concepto a través de formatos y canales concretos, sin embargo se focalizan en el aprendizaje de una forma diferente de pensar y de entender el mundo.

El pasado 6 de marzo, la Escuela de Creativos Brother impartió un workshop sobre Partnership en uno de nuestros espacios de Aticco Urquinaona. El contenido de este workshop forma parte de su programa B.Hunter, un curso en el que se trata la especialización de la creatividad para patrocinios.

Este curso, como dicen los chicos de la escuela: “es ideal para que descubras tu propia estrategia para encontrar los partners necesarios para realizar tu proyecto y llegar con tu propuesta a las marcas o agencias sin distraer tu tiempo y no fallar”.

Además, ¡tenemos grandes noticias para nuestros AticcoWorkers! Los que estéis interesados en hacer el curso, tendréis un descuento sobre el programa B.Hunter 2019.

Una gran oportunidad para todos aquellos que quieren emprender un proyecto y necesitan financiación. Es el momento de aprender a cómo desarrollar una propuesta de valor, medir el retorno de la inversión y manejar los patrocinios. Sin embargo, también tienen otro tipo de cursos súper interesantes como: Taller de escritura creativa o Brother Sports que empezarán dentro de poco.

Si queréis más información sobre el curso, o sobre el resto de los que imparten en la escuela, el próximo miércoles 20 de marzo vendrán a tomar unas birras a nuestra terraza de Aticco Urquinaona para que podáis preguntar cualquier duda que tengáis y pasar un rato divertido tomando algo con ellos.

Os dejamos el link para que os registréis: https://www.eventbrite.es/e/entradas-afterbrother-birras-con-brother-58784654484

Women’s empowerment

Women’s empowerment

              Eva Andrés

Social Media Specialist

Maria Polo

Head of Product en Ubeeqo

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

La situación de la mujer en el mundo laboral ha mejorado considerablemente, pero si ponemos de ejemplo el mundo tecnológico, la brecha de género se ha ampliado en los últimos 20 años. En mi opinión, esta brecha continúa por normas sociales y diferencias de educación por sexo. Si un hombre promociona sus éxitos se percibe como algo positivo, si lo hace una mujer, se le clasifica como poco competente, menos atractiva socialmente e incluso menos contratable. Mientras siga habiendo estereotipos o tradición que anime a los niños a ser valientes y a las niñas a estar siempre perfectas, seguirá existiendo esta brecha. 

Las estadísticas confirman año tras año que las empresas con al menos una mujer en la dirección, obtienen mayor retorno de la inversión, menor apalancamiento y mejores valoraciones. En ese sentido las startups han ayudado a cambiar la norma, y me encanta ver cada día más mujeres haciendo realidad sus ideas y sueños, aportando tantísimo valor, colaborando y haciendo de la diversidad la norma y no un trending topic. 

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Muchas mujeres me han inspirado en mi carrera, desde Ada Lovelace o Grace Hopper a Marissa Meyer o a mi madre y mis abuelas. Pero no solo me han inspirado por su contribución al mundo tecnológico, sino por su carácter y espíritu luchador, o por demostrarle al mundo que puedes tener un bebé y seguir dirigiendo una empresa con éxito. Mi madre, que fue pionera en su campo, me enseñó que los límites te los marcas tú, y que nunca debes dejar que nadie te diga que esto no lo puedes lograr. 

A día de hoy, trabajando en el campo de product management, todavía no he podido conocer una mujer CPO (chief product officer), por lo que espero que mi lista de referentes femeninos aumente aún más en el futuro.

Marina López

    Senior Business Developer en Localoo

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Seguimos avanzando, no quiero decir que «seguimos luchando», porque considero que no es una lucha, es un proceso de concienciación. Si algo nos ha mostrado el «Me Too» es que muchos de nuestros compañeros y compañeras no eran «conscientes» de las desigualdades, de los micro machismos en el trabajo, de la normalización de ciertos criterios, conductas y comentarios.

Seguimos avanzando, sí, juntos, gracias a las voces sin miedo que abren debates y también el apoyo que se está dando desde el entorno masculino, compañeros de trabajo. Ya que esto no es una lucha de sexos, no es una lucha de un lado contra el otro, es un cambio social que precisa de una colaboración entre todos. Cualquier cambio significativo y permanente viene de la mano de todos.

Según mi experiencia personal en el mundo laboral:

– Los “senior” roles, siguen siendo, principalmente de hombres. He escuchado «no encontramos mujeres para estos roles»… ¿De verdad? La subjetividad entra en juego.

– Los sueldos… surrealista, pero sigue siendo una realidad, sigue habiendo disparidad, y no entiendo cuál es el razonamiento en este caso.

– «La edad fértil», a partir de cierta edad las preguntas como «¿se dará de baja maternal? ¿estará menos presente cuando esté de vuelta?»… entran en juego, y se nota. En este caso, de nuevo es un cambio que tiene que venir de parte de ambas partes de la sociedad, las empresas y RRHH tienen que buscar una harmonía entre talento y «la realidad del ser humano» xD… También considero que el gobierno juega una parte importante. Si se reformaran ciertas leyes, por ejemplo, que apoyaran la igualdad de una baja paternal como maternal, estaríamos un poco más cerca de igualdad de condiciones.

– «The mens club»… La normalización de conducta ha empezado un proceso en el que las mujeres, y especialmente en el mundo de sales, no tenemos que adaptarnos al tono del entorno especialmente masculino en el que nos «movíamos» sino que podemos ser nosotras mismas, podemos levantar la mano cuando hay una conducta incómoda y se respeta.

Pero la verdad es que hemos avanzado y se nota, en mi equipo actual no noto diferencia alguna entre sexos y hay total transparencia interna. Espero que, con la colaboración de todos, este proceso no se frene a nivel mundial. Todo lo bueno se hace esperar, pero llega.

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Mis referentes no son «renowned», son las compañeras y mentoras que he tenido a mi lado a lo largo de la vida… diferentes culturas, generaciones, profesiones etc. Las conversaciones a la hora de comer sobre experiencias pasadas, aprendizajes, vivencias que me ha hecho aprender, cambiar de perspectiva, hacerme más fuerte y encontrar mi voz. Anie, mi hermana, Mylena, Nuria, Mamen, Ana, Raquel, Xulia, Noe, Lucía… mi madre, … ¡mi padre! que no es un referente femenino, pero es un feminista. Mis padres siempre me han apoyado en todo, nunca me ha hecho sentirme limitada por «ser mujer». 

Son personas relevantes solo para mí, pero que al final son las que más me influyen en mi día a día. Me han aportado lo que necesito para avanzar en mi trayectoria profesional… desde un refugio donde dejar fluir mi rabia ante ciertas desigualdades y excesos, como un trampolín desde donde coger energía, seguridad e impulso para lanzarme a lo desconocido, sin miedo, sin prejuicios, sin límites…

Anna Muñoz

Managin Director en Alta Medical Services

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

A nivel general, hay muchas evidencias que han demostrado que la mujer sufre una discriminación laboral muy importante respecto al referente masculino. Es una situación muy compleja de tratar, ya que está muy generalizada. Comienza en la educación que recibimos, los cuentos que leemos, los referentes culturales y modelos que la sociedad nos ofrece.

En el mundo de la sanidad, donde trabajo, igual que en otros ámbitos, la mujer ha ido ganando un destacado protagonismo. Aún así, cuando analizas el nombre de las mujeres que llegan a cargos directivos de mayor responsabilidad, vemos nuevamente el predominio masculino que no se corresponde con el ratio mujer/hombre de las bases.

Si analizamos el porcentaje de empresarios de nuestro entorno que discriminan a las mujeres por el miedo a la bajas maternales ¡se nos pondrían los pelos de punta! Lo cual es muy impactante. Si esto nos pasa a nosotras en otros lugares, la situación es infinitamente peor. Hay ejemplos impactantes, como el de un mismo curriculum, pero firmado por Jane o John Smith. La propuesta salarial para Jane será inferior que la de John.

El modelo de startup tiene otra dinámica. De entrada, parece que no está tan sujeto a la discriminación, ya que no hay ningún empresario que te hace un contrato y te discrimina por ser mujer. También se podría argumentar, que el ser emprendedor no depende del género, sino de la iniciativa individual y la personalidad. Pero cuando analizamos el nombre de mujeres empresarias respecto al de los hombres, se vuelve a producir lo que pasa en el mundo laboral en general, hay menos mujeres empresarias si lo comparas con los hombres. Hay tantos factores implicados que es complicado de resolver.

En el mundo empresarial, la mujer tiene que aprender a hacer un presupuesto, ya que de entrada suele ser poco objetiva y tiende a infravalorar su trabajo. De la misma manera, a la mujer se le acostumbra a discutir más un presupuesto, si lo comparas con un hombre. El género también implica ciertas diferencias en temas como el networking. Los hombres, a menudo, tienden a solidarizar entre ellos y crear empatías, se reúnen fuera de las horas de trabajo y establecen relaciones fuera de lo profesional, que ayudan a la toma de decisiones. Esto es menos frecuente en el caso de las mujeres.

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

En mi época de becaria de investigación en el Hospital Clínic de Barcelona, tuve una profesora excepcional. Se llamaba Dra Teresa Gallart, una médica extraordinaria, que trabajó en la inmunología del SIDA. Teresa, nació en 1942 en Artesa de Lleida, un municipio de la comarca del Segrià. Ella siempre explicaba las grandes dificultades que tuvo para conseguir estudiar la carrera de medicina, ya que por la época y el lugar, parecía que su destino era ser una ama de casa, felizmente casada y con muchos hijos.

Actualmente, más que referentes femeninos, hablaría de entidades que han sido imprescindibles para inspirarme como empresaria: Barcelona Activa y su programa Inicia, dirigido a mujeres que tienen una idea de negocio o un proyecto emprendedor y quieren ponerlo en marcha. Para mí ha sido fundamental, ya que te forman en lo que representa ser empresaria y se trabaja, no solo la parte técnica, de hacer un plan de empresa, las finanzas… sino que también cuidan mucho la parte emocional. ¡Programas como estos te facilitan mucho las cosas!

Eva Carbonell

Customer Success Manager en ElectricFeel AG

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Me gusta ser optimista y pensar que estamos yendo por el buen camino. Hace unos años cuando empecé a estudiar ingeniería éramos apenas un 10% y si te ibas a otros países como Alemania eras aún más, un bicho raro. Ahora me veo rodeada de muchas mujeres metidas en proyectos súper interesantes, pioneros en el mundo de la tecnología, el diseño, la música… espero que esto no pare.

El término igualdad de oportunidades me parece que es un concepto difícil, muchas empresas intentan arreglar lo que hasta ahora “han hecho mal” y meter a mujeres en puestos de management para quedar bien de cara a la galería. Esto, a veces, provoca el efecto contrario al deseado, ya que se generan envidias y comentarios machistas que no nos hacen nada bien. Creo que debemos empezar el cambio social, no desde arriba sino desde abajo. Debemos hacer que las niñas en el colegio tengan las mismas aspiraciones que los niños, que si están enfermos no tenga que ser siempre su madre la que deje el trabajo para ir a buscarles, sino también su padre, que las bajas de maternidad sean compartidas, y que volver al trabajo después de pasar un tiempo con la familia no sea un retroceso sino lo que es, una pausa natural.

He vivido en distintos países que van de progresistas, pero si una mujer quiere volver al trabajo antes del año establecido de baja maternal o compartir parte de sus meses con su pareja se la considera una “madre cuervo” que abandona a su retoño. Sí, como dije, estamos avanzando, pero no vale conformarse, más que igualdad creo que debemos promocionar la diversidad de sexos, de culturas y de edades, una persona puede ser un buen trabajador o un buen jefe, independientemente de si es hombre o mujer, mas junior o más senior, suizo o chino (por poner un par de ejemplos de países en los que he trabajado).

¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

La verdad es que no me salen nombres tipo Marie Curie o Margaret Thatcher, sino el de mis amigas, mis primas, mis compañeras de trabajo, que se metieron a estudiar una ingeniería o que decidieron luchar por ser artistas, muchas de ellas dejaron su ciudad para ir a estudiar fuera y trabajar en un idioma que no es el suyo, rodeadas de gente mucho más experimentada que a veces pensaban: ¿qué va a enseñarme ésta a mi? Y pese a todo, han luchado y logrado llegar a puestos de dirección en grandes empresas o a ser exitosas emprendedoras liderando proyectos súper interesantes. Ellas son las que me han inspirado y me inspiran todavía en el día a día, y espero que esto solo sea el principio.

Estefanía Peral

CEO&Founder de Spanish-elearning

Desde tu perspectiva, ¿cuál es la situación actual de la mujer en el mundo laboral? 

Creo que el papel que la mujer ocupa en el mundo laboral ha mejorado mucho en la mayoría de los países desarrollados, pero siguen existiendo desigualdades y todavía queda bastante camino por recorrer.

En España, aunque cada vez son más las personas, que reconocen que el hombre y la mujer están igualmente capacitados para ocupar puestos de responsabilidad, sigue habiendo desigualdad de oportunidades y desigualdad salarial, en gran parte debido a la estructura tradicional de las empresas que dificulta la promoción del talento femenino. La mayoría de puestos directivos siguen estando ocupados por hombres y aunque las mujeres tienen ambición por crecer profesionalmente, no siempre lo tienen fácil.

Con internet se está dando un fenómeno de democratización de la sociedad, de acceso a la información, de visibilidad, entre muchas otras cosas, que puede acabar siendo clave para la consecución de la igualdad de género en el ámbito profesional.

 Sí creo que los nuevos modelos de negocio, como las startups, están convirtiéndose en una manera de prosperar profesionalmente para las mujeres. Un estudio publicado recientemente por The Boston Consulting Group y MassChallenge declara, que a pesar de recibir menos financiación, las startups fundadas por mujeres son más efectivas y generan el doble de ingresos que las de los hombres, en parte, debido a que reciben más rechazos en sus solicitudes de créditos y están obligadas a elaborar planes más realistas y menos arriesgados que los de los hombres.

Personalmente pienso que para que realmente llegue a haber igualdad de condiciones en el terreno laboral entre hombres y mujeres, primero debe resolverse el desequilibrio existente en el ámbito personal de las familias, donde la mujer sigue teniendo que llevar, en la mayoría de los casos, mucha mayor carga de las responsabilidades domésticas, tanto en las tareas del hogar y especialmente, en el cuidado de los hijos.

Dicho esto, soy de las que cree que los hombres y las mujeres somos muy diferentes y a la vez complementarios, y es maravilloso que así sea.

 ¿Qué referentes femeninos te han inspirado en tu trayectoria?

Son muchas mujeres que me han inspirado a lo largo de mi vida, tanto personajes públicos como gente de mi entorno personal. Todas tienen un componente común: son mujeres luchadoras que, de una forma u otra, han tenido que enfrentarse en algún momento de sus vidas a realidades muy adversas y lo han hecho con gran tenacidad, resistencia y resiliencia. Supongo que me siento identificada con parte de sus historias y de ahí mi inspiración hacia ella. 

El empoderamiento de la mujer en la sociedad

El empoderamiento de la mujer en la sociedad

              Eva Andrés

Social Media Specialist

Ha llegado el momento de enfrentarnos a nosotras mismas y empezar este proceso personal y a la vez común hacia el empoderamiento pero ¿Cómo logramos ser una mujer empoderada dentro de la sociedad actual? Siendo las protagonistas de nuestra propia historia.

Llega la semana de la mujer y creemos que es importante empezar este artículo motivando el cambio del rol de la mujer en la sociedad. Es algo que comenzó el 8 de marzo de 1857, un grupo de trabajadoras del sector textil de Nueva York se puso en huelga para protestar por las condiciones laborales. Fue una de las primeras manifestaciones donde las mujeres empezaron a reivindicar sus derechos.

Con el sufragio universal se marcó la diferencia y cambió el curso de la historia. Pudimos votar en 1933 y en 1936, pero después de esto estuvimos 40 años sin poder hacerlo. Recuperamos nuestro derecho a voto en 1977, para ser más exactos, hace 42 años. Esto supone que las mujeres españolas solo hemos votado, aproximadamente en 12 elecciones generales.

Y poco a poco hemos ido consiguiendo avanzar en otros ámbitos, aunque todavía quedan muchos por mejorar.

Sin embargo, si no lo defendemos primeramente dentro de nuestro círculo más cercano ¿cómo vamos a querer que cambie en la sociedad? Es una labor que no es fácil, que como hemos comentado anteriormente, es un movimiento que lleva tiempo estando en marcha. Por lo tanto, es importante apreciar nuestros valores y actitudes e inculcarlos desde las pequeñas generaciones a las actuales, para que esto no deje de tener sentido.

A continuación os contamos el punto de vista de cuatro mujeres del equipo Aticco, sobre el empoderamiento de la mujer en la sociedad:

“Lo que no se ve” by Elena Belloso

Head of Account Department

Empiezas la aventura de ser madre ilusionada ¡radiante! ¡Yo me sentía el templo de la vida! Nace tu bebé, le cuentas los dedos de las manos y los pies ¡todo está bien! Estás en casa con él, disfrutando, riendo, a veces llorando por un sube-baja de hormonas. Se te acaba la baja maternal (6 meses) tu bebé sigue siendo un cachorro que amamantar y no sabe caminar aún. Llega el momento de volver a trabajar, y ahí te das cuenta que este sistema no es compatible con tu nueva vida de madre y es cuando empieza una carrera de fondo…

Y todo lo que no se ve:

Dejas a tu bebé en una guardería y vas a trabajar aguantándote las lágrimas y el dolor de tetas porque se van cargando de leche. Vas a trabajar habiéndote levantado 7 veces por la noche (con suerte). Durante 18 meses. Te levantas a las 7 de la mañana y tu jornada no acaba hasta las once o doce. Te vistes y duchas en 2 minutos y medio. Tu tupper es de sobras y un largo etc….

Pero vas a trabajar y das todo de ti como trabajadora y como madre, sonríes a todo el mundo, quieres hacerlo todo perfecto. Sientes la culpabilidad de no poder pasar más tiempo con tu bebé, te preocupas por todo, pero te olvidas de la mujer que fuiste y te preguntas ¿qué hacía con todo ese tiempo que antes tenía y ahora no?

No deberíamos tener 6 meses de baja, no deberíamos someternos a esta carrera de fondo, deberíamos tener una baja más larga y una jornada reducida sin pensar si económicamente si te la puedes permitir… Seguro que muchos padres también se sienten así, por eso es responsabilidad de todos mejorar las cosas, no solamente de nosotras.

Porque aún hay [email protected] que no contratan mujeres por miedo a un embarazo, olvidándose que ellos han tenido una madre y que sería justo que tuvieran igualdad de oportunidades.

Con el tiempo te vas recuperando pero el desgaste de la carrera de Fondo, queda ahí y sigue. Vuelvo a recuperar algo de la mujer que era antes de ser madre, y he conocido al verdadero amor de mi vida: Mi hijo.

«La revolución ha empezado, pero es una carrera de fondo» by Mireia

Carbonell

    Account Director of Communication

Recuerdo que hace justo un año estaba preparando las pancartas para llevar a la manifestación del 8 de marzo. Era la primera vez que me sumaba a una huelga feminista y no tenía muy claro en qué enfocarme. Había tantas cosas que decir, que no resultó fácil escoger.

Por un lado teníamos reciente el juicio de la manada y con ello la indignación por una justicia patriarcal que disculpó a los agresores y culpabilizó a la víctima. Estaban también todas las víctimas de violencia de género que habían sido asesinadas en manos de su pareja. Las que no habían muerto, pero recibían palizas a diario. Las que habían sido violadas. Las que sufrían abusos. También había que reivindicar quién decide sobre el cuerpo de la mujer, hablando del aborto y del auge en el negocio de los vientres de alquiler.

En el terreno laboral las reclamaciones estaban claras, empezando por la brecha salarial que hace que las mujeres cobren un 25% menos que los hombres por los mismos puestos de trabajo, las pocas oportunidades de acceder a altos cargos, o la falta de políticas que favorezcan la conciliación familiar y los derechos de las madres trabajadoras. Y teníamos que protestar por el nulo reconocimiento social y laboral que tienen las cuidadoras, las empleadas del hogar y las amas de casa.

Cuando llegó el día y vi a toda esa marea de mujeres luchadoras, no dudé en que todos esos temas y muchos más estarían representados. Fue un día emocionante, donde vimos la fuerza que tenemos juntas y las ganas que tenemos de cambiar la situación. Aquel día empezó una revolución que llevaba muchos años fraguándose. La habían empezado nuestras madres, y también nuestras abuelas con su eterno sacrificio.

Un año después, y pese al subidón que supuso ese día, la mayor parte de lo que reclamamos allí, sigue pasando. Los abusos a mujeres no han disminuido. Los asesinatos, lamentablemente, tampoco. El auge de partidos de extrema derecha ha dado pie a que se pongan en duda temas tan importantes como la definición de lo que es la violencia de género, la potestad que tiene la mujer para decidir sobre su propio cuerpo, o la necesidad de esta revolución feminista.

Pero no nos confundamos. Algo cambió aquel 8 de marzo, y nada ni nadie va a parar esto. Esta revolución es feminista pero no sólo de mujeres, es la revolución de [email protected] Puede que parezca que retrocedemos, pero es solo una visión que proyectan quienes están asustados por el cambio. Este 8 de marzo volveremos a estar allí. Y seremos más que hace un año, y nos apoyarán todos esos hombres que luchan a nuestro lado para construir el camino al futuro.  

«Lo que se supone que debemos hacer» by Naiara Chaler

Event Manager

Vengo de una familia con mucha mujer, y muy de mujeres. Ellas la construyeron en base a lo que se suponía que debían hacer, y reaprendieron con lo que se encontraron en la vida; ‘cogieron el toro por los cuernos’ y decidieron que ‘esto’ no iba con ellas.

Sentimos a diario la carga que nos recuerda nuestro papel de cuidadoras, de entregadas, de servidoras de nuestras abuelas, compañeros, hijos, hermanas, y una lista que podría nunca acabar. Parece que más que un ente con alma propia, hemos sido durante muchos siglos el engranaje que permite que los demás, cumplan sus deseos. Estamos cabreadas, y debemos desenfadarnos, y empezar a vivir del modo que merecemos, respetando – por encima de todo, nuestros propios deseos, ambiciones, y curiosidades; a nosotras mismas. Y no es fácil.

Para mi, el reto de ahora es tener la paciencia y constancia para romper estos estigmas que han quedado marcados, a fuego, en cada una de nosotras. Tomar consciencia que no debe afectarnos el juicio ajeno y no debemos juzgarnos a nosotras mismas por no cumplir lo que se ha esperado durante siglos, algunos aún esperan, de una mujer como nosotras.

Ser benevolentes con nosotras mismas, y encontrar el coraje de reclamar nuestro espacio cuando nos apetece estar solas, de hablar abiertamente de nuestras curiosidades y deseos sexuales; de querer y amar a quien queramos, aunque sea un desconocido, o muchos; de viajar solas aunque tengamos pareja.

Para mi empoderarnos es poner el contador a cero cada día y emprender esos gestos que nos permiten hacer lo que nos venga en gana, sin importarnos la opinión del resto, pero por encima de todo, sin juzgarnos a nosotras mismas ni a nuestras compañeras porque muchos siguen pensando que deberíamos hacer lo que se supone, y no lo que queremos.

«El ser mujer» by Carlota Rodríguez

Finance Intern 

Dominante, fuerte, analítico, decidido, orgulloso, ambicioso, lógico, agresivo, valiente, poderoso, competitivo, directo, dinámico y egoísta.

Comprometido, educado, sutil, sincero, generoso, débil, honesto, amigable, socialmente responsable, expresivo, sensible, afectivo y paciente

¿Dirías que estos adjetivos pertenecen a la misma persona? El primer párrafo corresponde a los atributos asociados socialmente como masculinos, el segundo corresponde a los femeninos.

Y esta realidad hace que te preguntes: Si el género masculino tiene más facilidad para acceder a lo que se entiende como éxito (que la tiene), entonces yo como mujer ¿tengo que tener atributos masculinos para poder acceder al éxito?

Si soy mujer y me siento identificada con mi género ¿debería también sentirme identificada con los atributos femeninos? Y si no me siento ¿soy menos mujer?

¿Es ser mujer encajar en los roles de mujer? Y si no, ¿Qué es ser mujer?

Cuando nacemos lo primero que se anuncia sobre nosotros es nuestro sexo. Desde este momento nuestro sexo comienza de alguna manera a definir nuestra persona, y parte de ser mujer es llevar unas cadenas invisibles día y noche; a veces, interiorizar que hay derechos que no se te dan y obligaciones que no deberías tener.

Eso hace que a veces signifique luchar más para conseguir lo mismo, aguantar comentarios inapropiados, o incluso que tu apariencia importe más que tus palabras. Luchemos como lo hacemos siempre porque esta realidad alguna vez sea un mero recuerdo en los libros de historia.

Porque ser mujer nunca ha sido un puñado de adjetivos ni de características físicas o biológicas. Es mucho más.

Tan solo unos años atrás, la igualdad de género era una utopía. Ahora, podemos decir que aunque quede un largo camino lo conseguiremos. ¡Que este 8 de Marzo estemos unidas, fuertes y orgullosas, y que sea tanto que nos dure 364 días más!

Aticco pone de moda los First Fridays

Aticco pone de moda los First Fridays

Thibaud Petitdemange

CMO

Thibaud Petitdemange

CMO

Si eres de los que miras el calendario visualizando todo el trabajo que te queda por hacer, te proponemos un juego. Escoge 4 días del mes y resérvalos para hacer algo divertido. Cañas con amigos, escapada al aire libre, una sesión de cine o simplemente un paseo por la playa. Márcalos de alguna manera y en los momentos de mucho estrés, míralos y conseguirás que el mes se haga más llevadero.

En Aticco nos encanta jugar a esto y lo hacemos muy a menudo. Marcamos siempre los primeros viernes de cada mes porque sabemos que empezar bien, es importante. También lo usamos un poco de excusa, ya que nos encanta divertirnos, socializar…y después de llevar toda la semana trabajando en diferentes proyectos, qué mejor que “darnos una alegría para el cuerpo”. Por ello, organizamos un evento con nuestra comunidad cada First Friday, de esta manera cogemos energía y nos motivamos para el resto del mes.

Esta fue una de las principales razones que nos llevó a crear los First Friday y ponerlos de moda en nuestra terraza de Aticco.

No obstante, os preguntaréis ¿qué hay en este tipo de eventos? Todo depende de la temporada en la que estemos. Los First Friday siempre tienen una temática definida alrededor de la cual, se organiza todo el evento. Por ejemplo, si es primavera podemos hacer una paellada, si es invierno una calçotada, si es verano una summer party y si algún que otro mes coincide con fiestas nacionales o internacionales como la Feria de Abril o el Oktoberfest, las re-creamos.

Dentro de los First Fridays, la comida y la bebida tienen que tener relación con la temática escogida, así damos oportunidad a los coworkers que son de otros países a conocer tradiciones y productos distintos. Y a la vez, ellos pueden traer sus costumbres y darlas a conocer al resto. Es el caso de hace unos meses, organizamos un First Friday internacional, donde cada uno traía un plato típico de su país. Fue muy divertido probar cosas nuevas y dio pie a conocer otras culturas. No hay nada mejor que poder estar rodeado de una comunidad internacional y diversa.

Además tenemos una lista de música colaborativa que vamos construyendo entre todos y permite que la mayoría de los gustos musicales estén representados. Una forma divertida de conocer otro tipo de canciones y conocer nuevos artistas, hasta algún que otro género nuevo.

¿Cómo empezaron los first friday?

 

Desde Aticco queríamos crear una dinámica de socialización que gustara y atrajera a todo el mundo. Y no había mejor manera que juntando a nuestra comunidad un día al mes con una temática diferente.

Desde Aticco queríamos crear una dinámica de socialización que gustara y atrajera a todo el mundo.

La primera semana del mes, entran todos los nuevos coworkers y nos parecía importante darles la bienvenida en comunidad. Así, a parte de divertirnos juntos, podemos presentar a los recién llegados y estrechar los primeros lazos con ellos. Es una forma de que se conozcan los más veteranos con los más “novatos”. Los First Friday son muy valorados por los coworkers y además, se generan expectativas sobre las posibles temáticas que se van a tratar.

El objetivo principal es fortalecer el poder de nuestra comunidad, creando nuevas relaciones laborales, de amistad y… ¿quién sabe si de algo más? 😉

El first friday de febrero: Una tradicional calçotada catalana

 

Uno de los últimos que hemos hecho, fue el pasado día 1 de febrero, celebrando una buena calçotada catalana. Además de ser época de calçots, queríamos que nuestros coworkers conocieran alguna tradición gastronómica de Cataluña.

Para quién no sepa qué es una calçotada: es una reunión de familiares o amigos que se celebra durante los meses de enero, febrero y marzo. En ella se comen los calçots, que son un tipo de verdura de la familia de la cebolla, que se cocina a la brasa y se adereza con una salsa llamada Romesco. Y se acompaña de carne a la brasa.

La forma de comerlos es muy particular, ya que se comen con las manos. Por ello, les dimos a nuestros coworkers un babero, que es el typical outfit de una calçotada, como dicta la tradición.

Después de la buena comilona, vino la sobremesa y las copas, pero no iba a ser todo tan chill… continuamos con unos buenos bailes acompañados de la música del Dj residente de Aticco, aprovechando las mejores vistas de la ciudad.

Como habréis podido comprobar, no nos lo montamos nada mal y eso que este es solo el First Friday más reciente, pero aún nos quedan muchos más.

¿Cuáles serán los siguientes?

 

El próximo First Friday que será en Marzo, más concretamente el día 1 y va a estar relacionado con una temática especial de ese mes: El Carnaval. Dentro de poco os daremos más información para que os reservéis esa fecha y vayáis pensando en el disfraz perfecto ¿Os lo váis a perder?

A si que, invitamos a todos los coworkers de Aticco y a sus amigos que vengan a probar al siguiente First Friday, ¡no seáis tímidos que no comemos a nadie! y sin lugar a duda vais a querer repetir para los próximos…

¿Qué es un coworking en 2019?

¿Qué es un coworking en 2019?

Thibaud Petitdemange

CMO

Thibaud Petitdemange

CMO

Si has oído hablar de los coworkings, pero no sabes exactamente qué son o tienes una vaga idea y quieres aclararla… a continuación te explicaremos no sólo todo lo que engloba este término, sino cuales son las particularidades que nos ofrecen a día de hoy y las expectativas que tienen.

Un coworking es un espacio donde desarrollar tu proyecto, tengas la estructura que tengas: desde freelancers, digital nomads, startups o grandes empresas. Pese a que el concepto nació en el siglo XX, su éxito ha ido en aumento por el auge de los modelos de trabajo colaborativos. Pero, ¿qué es un coworking actualmente?

La idea de coworking sigue siendo la misma que cuando se creó: un lugar donde poder trabajar y además conectar con gente de otros sectores. Sin embargo, se ha ido actualizando y adaptando con el tiempo en base a las necesidades de los trabajadores. De esta manera, no solo nos ofrecen un espacio de trabajo, sino una amplia oferta de servicios para facilitar las gestiones del día a día, como por ejemplo:

  •      Acceso a zonas de trabajo equipadas.
  •      Salas de reuniones.
  •      Zonas comunes
  •      Alquiler de salas para eventos, workshops, shootings, etc.
  •      Charlas, talleres y eventos.
  •      Wifi
  •      Cafetería
  •      Office

Estos servicios suelen ser los básicos de cada coworking. Existen otros que, además, también nos ofrecen clases de yoga, gimnasio, asesoría jurídica, organización de eventos… etc. Todo enfocado para que el coworker pueda centrarse en su negocio y no pierda tiempo con gestiones.

Pero sin duda, la parte más beneficiosa de un coworking es el contacto con la comunidad. Estos espacios abiertos fomentan las relaciones entre las personas que los ocupan, siendo no solo es un lugar de trabajo, sino un punto de encuentro para sinergias profesionales y momentos de ocio. La amplia oferta de eventos abiertos que ofrecen, permite a la comunidad tener acceso a conferencias, workshops, conciertos, aftterworks…

¿De donde viene el coworking?

 

El término coworking nace en 1995 en Alemania, más concretamente en Berlín, cuando se fundó uno de los primeros hackerspaces del mundo. Se usaban como espacios físicos donde las personas iban a trabajar y a parte se relacionaban entre sí.

Se usaban como espacios físicos donde las personas iban a trabajar y a parte se relacionaban entre sí.

Aunque el concepto de coworking se diera en primer lugar, en Alemania, se atribuye a Estados Unidos, ya que fue donde se materializó. Fue Bernie Dekoven el que concibió el término para detallar el trabajo colaborativo a través de ordenadores. Meses más tarde, fundó el primer espacio de coworking en Nueva York.

Sin embargo, hasta el año 2005, en San Francisco, no se oficializó la apertura del primer coworking, de la mano de Brad Neuberg. En este espacio de trabajo ofrecían solamente los servicios durante dos días a la semana con wifi gratuito, almuerzos, masajes y paseos en bicicleta.

Al cabo de poco tiempo, este espacio cerró y crearon Hat Factory, el primer espacio denominado “coworking space” y que además era a tiempo completo. A raíz de esto, en Londres nació una red de coworking denominada Hub y desde entonces se crearon más de 40 espacios en cinco continentes distintos. Dos años más tarde, en Estados Unidos, ya se consideró el término coworking como tendencia, lo que supuso un éxito en la nueva forma de trabajo. Desde aquél momento, las grandes ciudades fueron acogiendo este tipo de espacios, hasta la actualidad.

Transformación de un modelo atípico a la consolidación del sector

 

La llegada de los millenials ha transformado el mercado laboral y la percepción que se tiene de un trabajo. La búsqueda del puesto para toda la vida, estable y duradero, ya no interesa a lo jóvenes. No hay miedo al cambio y se demanda un modelo flexible que permita adaptarse a cualquier situación, y sin compromisos.

La llegada de los millenials ha transformado el mercado laboral y la percepción que se tiene de un trabajo.

Esta nueva forma de entender el mundo laboral, hace que las necesidades de las empresas cambien. Necesitan retener su talento, y el espacio en que desarrollan su proyecto adquiere mucha importancia. No es lo mismo trabajar en una oficina convencional solo con tus compañeros, que hacerlo en un espacio abierto, donde se organizan eventos diariamente y tienes una comunidad diversa que te complementa. Y si además todo esto lo haces desde un Aticco con terraza disfrutando de las mejores vistas a la ciudad, mucho mejor 🙂

Así ha empezado la transformación del modelo de coworking.

Nosotros nos preguntamos, ¿a quién no le gustaría tener una oficina como la de google? ¿a quién no le gustaría trabajar y acabar su jornada laboral con vistas al mar, en una terraza, o en un evento de Networking? Algunos tenemos este tipo de sueños y en Aticco nos gusta que los sueños se cumplan. Tener espacios distintos para cada empresa dinámica, flexible, con servicios, eventos, a medida y lo más importante: con vida. Porque la dinámica es más potente cuando es colectiva.

Creemos que esta evolución es necesaria, porque una oficina no debe ser un lugar que genere preocupaciones o dolores de cabeza, sino donde te sientas a gusto e inspirado. Los nuevos espacios de trabajo se convierten así en building-as-a-service (una oficina con servicios) y todo en una sola factura. Para que tengas todo lo que necesitas y puedas enfocarte en el desarrollo de tu empresa.

Aticco utiliza cookies propias y de terceros. Al navegar en aticco.com se asume que aceptas nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies